La Comunidad lanza un nuevo plan de mejora de la seguridad en las carreteras

placeholder

La Comunidad de Madrid pondrá en marcha la nueva orden que establece las medidas para moderar la velocidad en todas las travesías de la red de carreteras, dentro de un plan para mejorar la seguridad en las vías de la región, que incluye un conjunto de actuaciones de conservación, presupuestadas en 32 millones de euros. El consejero de Transportes e Infraestructuras, Francisco Granados, explicó que, “entre otras medidas, la nueva orden establece dónde y cómo se deben construir las glorietas o intersecciones reguladas por semáforos en las travesías”.

Además, prevé la instalación de medidas de impacto visual para eliminar la sensación de amplitud y perspectivas lejanas y así invitar a la moderación de velocidad y la prudencia al volante. A partir de ahora, se evitará que los vehículos que circulen por la travesía tengan la preferencia sobre las calles que a ella acceden, con el fin de evitar velocidades excesivas y, por tanto, riesgo de accidentes y atropellos. Asimismo, en algunos casos, se pavimentará la calzada con un color o textura diferente. La orden establece unas condiciones uniformes para el diseño de los dispositivos que obligan a moderar la velocidad, tales como miniglorietas, intersecciones en forma de T, zigzags, badenes, isletas, cruces para peatones o estrechamientos puntuales. También se ha previsto adquirir nuevas señales, entre las que destacan las de alta retrorreflexión, de gran visibilidad. Además, se instalarán pantallas móviles que reflejan el exceso de velocidad de los vehículos para recordarles que sobrepasan los límites y que deben reducir la velocidad. Existen seis centros de conservación desde donde se dirigen y planifican todas las operaciones, se actualiza el inventario de los elementos de las carreteras, se controla la accidentalidad y se gestiona el presupuesto de cada contrato.

También te puede interesar