Conductores autónomos y asalariados ya son iguales

placeholder

En 2010, la Comisión Europea había establecido finalmente que la Directiva 15/2002 era de aplicación también a los transportistas autónomos, por lo que la transposición que el Gobierno español realizó en 2007 estaba incompleta, ya que sólo afectaba a los trabajadores asalariados.

ASTIC y CETM ha defendido siempre que la Directiva europea sobre tiempo de trabajo del transporte por carretera (15/2002) debía ser de aplicación no solo a los asalariados del transporte sino también a los autónomos. «Lo contrario suponía dejar fuera de su ámbito de aplicación a un elevado porcentaje de los agentes que intervienen en el mercado de transporte, por lo que se vulneraban los propios objetivos que la Directiva pretendía conseguir como son la mejora de la seguridad vial, la aproximación de las condiciones de competencia, y la mejora de la protección de la seguridad y salud de las personas que realizan actividades móviles de transporte por carretera» aseguran desde CETM.

Por su parte, FENADISMER junto con su asociación europea representativa de las pequeñas y medianas empresas transportistas UETR siempre ha defendido la exclusión de los transportistas autónomos. Consideran que «su inclusión originaría importantes daños a su competitividad, atentaba al principio de libertad empresarial y no quedaba justificada su afección a la seguridad vial».

El vacio de las cooperativas de trabajo asociado

Con la publicación del nuevo real decreto, se equiparan un poco más las reglas que han de observar todos los conductores de transporte por carretera, sean asalariados o autónomos, porque además de regirse por la normativa de los tiempos de conducción y descanso, cuentan ambos con una norma que regula su tiempo de trabajo.

Sin embargo, la CETM quiere denunciar el vacío de regulación en el que se encuentran los transportistas autónomos socios de cooperativas de trabajo asociado. Como ya puso de manifiesto en el informe que elaboró con ocasión de la tramitación de la norma reglamentaria, la CETM considera que los citados cooperativistas quedan fuera de la regulación de la nueva norma, por cuanto no prestan sus servicios al amparo de autorizaciones administrativas de las que sean titulares, y quedan fuera también de la norma laboral de aplicación a los asalariados, al tratarse de trabajadores autónomos.

También te puede interesar