La Vito eléctrica, a menos 30 grados bajo cero

La Vito eléctrica, a pesar de tener la velocidad máxima limitada a 80 km/h, debe pasar las mismas pruebas que una Vito con motor de combustión: diferentes recorridos con todo tipo de curvas y situaciones límite, donde se comprueba el correcto funcionamiento de todos los sistemas de seguridad, comportamiento y demás componentes que en una furgoneta Mercedes-Benz deben responder correctamente incluso en condiciones tan extremas. Especialmente se comprobó el funcionamiento de las peculiaridades de la propulsión eléctrica, como la acción de frenado y recuperación de energía que realiza el propio motor eléctrico.

A nivel se seguridad el vehículo es muy completo: incorpora ESP de serie combinado con el ABS y el control de tracción ASR. El número y tipo se airbags es el mismo que el resto de la gama Vito, e igualmente será sometida a las preceptivas pruebas de choque para garantizar el máximo nivel de seguridad pasiva posible.

El concepto de propulsión es exclusivamente eléctrico sin necesidad alguna de motor de combustión convencional. Una batería de ión-litio de última generación suministra la energía. Las prestaciones del sistema de propulsión son impresionantes. Con una tensión de trabajo de 400 V, una intensidad de 16 amperios y una capacidad de 32 kW/h, la Vito es capaz de garantizar una autonomía media de 130 km. Su motor eléctrico proporciona una potencia máxima de 90 kW, permitiendo alcanzar una velocidad punta autolimitada de 80 km/h, convirtiéndose la furgoneta Vito eléctrica de esta forma en el mejor aliado para el transporte en zonas urbanas y su extrarradio. Su capacidad de carga supera los 900 kg, permitiendo realizar los mismos transportes que una furgoneta Vito de combustión tradicional.

Más información en: Mercedes Benz

También te puede interesar