Los clientes examinan al nuevo Stralis

placeholder

Iveco preparó una jornada muy intensa en la que se combinó de forma muy amena teoría y práctica. Durante la primera parte los profesionales llegados desde todos los puntos de España tuvieron la oportunidad de conducir Stralis de 500 y 550 CV. En todo momento estuvieron asesorados por los técnicos de Iveco y siguiendo sus consejos pudieron sacar el máximo rendimiento a los vehículos. En el primer tramo del circuito se puso a prueba la efectividad del ESP (Control de Estabilidad) y del ASR (Control de Tracción) Los profesionales que tuvieron la oportunidad de comprobarlo quedaron gratamente sorprendidos por el excelente funcionamiento de estos sistemas, que aumentan exponencialmente la seguridad en la carretera. Además, los técnicos de Iveco también incidieron en que estos dispositivos hacen que los neumáticos sufran un desgaste mucho menor, ya que siempre apoyan la parte central evitando el desgaste excesivo de los perfiles laterales.

Durante esta primera prueba muchos de los que se colocaron al volante destacaron el magnífico funcionamiento de cambio automático y aseguraron que ?con cambios como éste, el manual sólo sobrevivirá en el sector de las obras?. Incluso aquellos empresarios más reacios a incorporar a su flota vehículos con cambio automático, lo calificaron como ?extraordinario?.

En la segunda prueba, empresarios y profesionales del volante tuvieron la oportunidad de conducir sobre una superficie mojada que combina asfalto y material deslizante. El control de tracción convirtió la prueba en juego de niños y demostró a todos los asistentes que el nuevo Iveco Stralis puede solventar las situaciones más complicadas con una facilidad pasmosa.

En la tercera prueba, última sobre circuito, se combinó el aquaplaning y la conducción en zig-zag. El vehículos iniciaba el recorrido sumergiendo los cuatro neumáticos en una gran ?bañera? de agua y gracias al control de tracción la abandonaba con una gran suavidad, posteriormente en la conducción entre conos, se pudo comprobar la gran estabilidad de la cabina

Después de estás pruebas prácticas, el responsable de un concesionario Iveco de Andalucía se mostraba muy satisfecho con los resultados. ?Cuando los clientes tienen la oportunidad de conocer en primera persona las novedades, las ventas se facilitan muchísimo más, que vendiendo sobre catálogo? apuntó.

También te puede interesar