El Plan PIMA Aire ya está en marcha

Las ayudas cubren la compra de un vehículo industrial nuevo o seminuevo (máximo un año), de hasta 3.500 kg de peso y con una etiqueta de eficiencia energética A, B, C o D. La cuantía de la ayuda es de 2.000 euros para vehículos de hasta 2.500 kg (1.000€ aportados por el Gobierno, los otros 1.000€ por el fabricante). Para vehículos de entre 2.500 y 3.500 kg la ayuda es de hasta 4.000€.

Se espera que el Plan PIMA Aire permita apoyar entre 35.000 y 50.000 operaciones de compra. El presupuesto de este programa proviene de la última subasta de derechos de emisión de dióxido de carbono, por lo que el Estado debe justificar el fin medioambiental último. No obstante, se espera que ayude a mantener o generar hasta 700 empleos y recaudar unos 50 millones de euros, fiscalmente hablando. Los fabricantes han mostrado su satisfacción por la puesta en marcha de este plan, que es la gran esperanza para invertir la tendencia de las matriculaciones de vehículos comerciales.

También te puede interesar